martes 24 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

La suba de los alimentos bate récords desde que asumió Fernández y en el Gobierno ya analizan lanzar un plan antiinflacionario

Nunca en los 26 meses que lleva el gobierno de Alberto Fernández se había encarecido tanto la comida como en enero pasado, un 4,9%. Hay que remontarse a noviembre de 2019, el último mes de la gestión de Mauricio Macri, para un mes peor para algo tan indispensable como llevarse alimento a la boca. Aquel mes los precios de los alimentos habían subido 5,3%. Ante el mal dato de enero que se conoció esta semana y que demuestra que se encarecen artículos que escapan a los Precios Cuidados, surgieron dentro del heterogéneo Frente de Todos propuestas de intervención estatal, pero también comienza a analizarse la idea de lanzar un plan antiinflacionario después de que se apruebe el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Está claro para muchos dirigentes oficialistas que si no se soluciona la cuestión de los precios, la reactivación económica no se sentirá en la vida cotidiana de las personas y la oposición repetirá en 2023 su victoria de 2021.

En enero de 2022, a diferencia de noviembre de 2019, los precios suben en parte por impacto de la inflación que azota a todo el mundo y que encarece las materias primas agrícolas, pero no sólo por eso. Hay factores climáticos -la ola de calor- que arruinaron la producción de la lechuga y el tomate, los dos alimentos que más se encarecieron el mes pasado (51 y 82 por ciento, respectivamente) y que componen la clásica ensalada mixta. Encima, la papa se incrementó 14% y la cebolla, 11%.

eldiarioar.com  (www.eldiarioar.com)