miércoles 14 de noviembre

La Télam de Lombardi: multitarea, reforma de convenios y “polivalencia”

Pasaron apenas dos horas y media entre la reunión del directorio de Télam en la que sus tres miembros terminaron de diagramar el plan de ajuste y desguace de la agencia hasta que el titular del Sistema de Medios Públicos, Hernán Lombardi, lo aprobó. Fue el viernes 15 de junio, entre las 15 y las 17.30. El viernes 22, una semana después, el directorio volvió a reunirse para poner en marcha el plan. Cuatro días después, el martes 26, la ola de despidos que ejecutó la gestión Cambiemos en la empresa engrosó la nómina de desempleados con 357 trabajadores de prensa que todavía hoy resisten la barrida oficial y mantienen en paro absoluto a ese medio público.

Letra P accedió a lo que, internamente, se denominó “Plan Estratégico de Transformación”. Es un escueto paper de apenas carilla y media, dividido en cuatro puntos. Plantea, entre otras cosas, la “negociación de nuevas condiciones laborales” para aplicar la “polivalencia” de los trabajadores. Un esquema de multitarea y sobre explotación a través de una “redacción integrada”, como las que ya operan en los principales multimedios privados del país.


El programa de ajuste y condiciones de trabajo pautado por el presidente del directorio, Rodolfo Pousá, su vice, Ricardo Carpena, y el director vocal, Pablo Ciarlero, lo que pretende es hacer mayor cantidad de tareas con un 40% menos del personal. Así quieren que funcione la “nueva Télam”, con la que los directores de la agencia intentaron sin éxito seducir a los cerca de 500 trabajadores que no despidieron.

Dejar un comentario