La teoría sobre natalidad que motiva a supremacistas blancos

Antes de la masacre de cincuenta personas en mezquitas de Nueva Zelanda el 15 de marzo, el sospechoso emitió un documento llamado El gran remplazo. La primera oración decía: “Se trata de las tasas de natalidad”. La repitió tres veces.

La frase acerca del remplazo hacía eco de lo que gritaron los supremacistas blancos con antorchas en mano en Charlottesville, Virginia, en 2017: “No nos remplazarán”. Ese también es el eslogan del grupo neonazi Identity Evropa.


Detrás de la idea se encuentra una teoría conspirativa racista conocida como la teoría del remplazo, que fue popularizada por un filósofo francés de derecha. La hipótesis, una extensión de la teoría colonialista, se basa en la idea de que las mujeres blancas no están teniendo suficientes hijos y que las bajas tasas de natalidad llevarán al remplazo de las personas caucásicas en todo el mundo por parte de personas de otras razas.