La trama de una decisión de la FIFA que sorprendió a todos: los secretos del perdón a Lionel Messi

Islas Feroe, Bermudas, Guam e Islas Fiji. Cuatro países, muchas islas. Tres paraísos fiscales (sólo Guam no lo es). De allí provienen los cuatro integrantes de la Comisión de Apelaciones de la FIFA que hicieron lugar al pedido de la AFA de cancelar la sanción de cuatro fechas contra Lionel Messi y revocar la multa de 10 mil euros. «Estoy muy contento por la resolución y orgulloso del equipo de trabajo. Agradezco, además, la confianza del presidente Claudio Tapia y del Comité Ejecutivo de la AFA», comentó Andrés Paton Urich, asesor letrado de la AFA a la nacion. Él fue el encargado de seleccionar al español Juan de Dios Crespo y al argentino Ariel Reck para elaborar la apelación que terminó destrabando el castigo contra el capitán del seleccionado argentino. La audiencia del miércoles en la casa de la FIFA, en Zurich, fue clave. Constó de dos partes: la delegación argentina primero desarrolló la estrategia legal trazada en las 46 páginas de la apelación. Luego, Crespo hizo un alegato, en el que explicó por qué la sanción a Messi debía ser anulada. A la salida del encuentro, la expectativa era que le bajaran una fecha y el castigo quedara en tres partidos, por lo que la Pulga debía cumplir todavía dos. Estimaban que la definición se publicaría el próximo martes 9. Nadie se esperaba esta resolución. Ni tan rápida ni tan favorable.