jueves 11 de agosto de 2022
Cursos de periodismo

La trastienda del copamiento y el terror a la silla eléctrica

-Ojalá que a tu amigo le vaya bien. Igual ya no tienen chances.

Sin rodeos ni delicadezas, como de costumbre, Mauricio Macri aprovechó la entronización de Sergio Massa para reprocharle otra vez a Horacio Rodríguez Larreta su relación con el tigrense, nacida un cuarto de siglo atrás en el búnker presidencial de Palito Ortega. El expresidente y el jefe de Gobierno porteño almorzaban en Acassuso, el viernes pasado, como ocurre casi semanalmente pese a la guerra fría que mantienen por las candidaturas del año que viene. Las dos horas de la comida se escurrieron entre conjeturas acerca de las medidas que tomaría «Ventajita», como lo sigue llamando Macri, y una breve charla sobre la estrategia a seguir en el Congreso ante su renuncia. Nadie en el poder hablaba de otra cosa.

A esa misma hora, Massa conversaba a solas con Axel Kicillof en sus oficinas de Retiro, con un ojo puesto en los cuatro televisores que le muestran permanentemente los canales de noticias y que le devolvían amables zócalos presentándolo como «superministro». Todas los dólares paralelos bajaban y los presentadores lo atribuían al copamiento del gabinete por parte del renovador, aunque en todos los mercados emergentes soplaba un fuerte viento alcista que teñía de verde las pantallas.

baenegocios.com  (www.baenegocios.com)