La uberización de la clase obrera

Un insólito proyecto fue presentado por una funcionaria municipal de Ribeirão Preto, ciudad del interior del estado de San Pablo, a mediados de 2017: la creación de un «Uber de la educación». La idea, que también fue bautizada como de «profesor delivery», postulaba que en caso de ausentarse algún docente titular, la unidad escolar podía contratar a un sustituto mediante el uso de una aplicación. No existiría ningún vínculo laboral entre el profesor suplente y el municipio. Después de recibir la llamada, el profesional tendría 30 minutos para responder si aceptaba o no la tarea y una hora para llegar a la escuela. En caso de no poder cumplir con esas condiciones se buscaría a otra persona con un simple pedido ya.

Es un ejemplo extremo, pero de una tendencia real que afecta a cada vez más amplios sectores de la nueva clase trabajadora, especialmente en la rama de los servicios que se tornan cada vez más estratégicos para la valorización del capital.