lunes 6 de diciembre de 2021
Cursos de periodismo

La ultraderecha española de Vox teje una alianza anticomunista en América Latina

Integristas (católicos y evangélicos), neocons y ultraliberales, populistas de derechas y nostálgicos de las dictaduras militares conforman la alianza anticomunista que el partido español Vox está tejiendo en América Latina. Eduardo Bolsonaro, hijo y heredero político del presidente brasileño; Keiko Fujimori, excandidata presidencial en Perú; o José Antonio Kast, líder del Partido Republicano chileno, que se opuso a derogar la Constitución de Pinochet, son algunas de las figuras más destacadas de este conglomerado heterogéneo al que une su visceral rechazo a los gobiernos de izquierda, tanto autoritarios como democráticos.

La punta de lanza de Vox ha sido la llamada Carta de Madrid, un manifiesto que alerta del supuesto “avance del comunismo” en la Iberoesfera (el nombre con el que el partido ultra, siempre atento al marketing, ha rebautizado a Iberoamérica), una parte de la cual ya habría sido “secuestrada por regímenes totalitarios de inspiración comunista, apoyados por el narcotráfico, bajo el paraguas del régimen cubano”. Abascal ha anunciado su propósito de dotar a la carta, que ha recabado más de 8.000 firmas, de una “estructura permanente y un plan de acción anual”; es decir, pasaría de ser un mero banderín de enganche a una nueva organización internacional: el Foro Madrid.

elpais.com  (elpais.com)