jueves 28 de octubre de 2021
Cursos de periodismo

La unidad contra el tiempo

Todo pasa. O casi todo. Hace apenas tres semanas nadie hubiera creído que era posible ver a Máximo Kirchner volar en el mismo helicóptero que Gustavo Beliz hacia el estadio de Nueva Chicago. Sucedió el jueves último, cuando Alberto Fernández invitó al hijo de la vicepresidenta a viajar con él, sus colaboradores más cercanos y el ministro Eduardo De Pedro para ser parte del acto “por la unidad y la victoria” convocado por un grupo de organizaciones lideradas por el Movimiento Evita y Somos Barrios de Pie. Pasada la eclosión que provocó la renuncia los funcionarios de Cristina y la carta en la que CFK llamó al Presidente a honrar su decisión de elegirlo candidato, el Frente de Todos parece encaminado hacia las elecciones que pondrán a prueba, una vez más, la solidez de la amalgama oficialista.

En las horas más tensas, Beliz, el secretario de Asuntos Estratégicos, figuró como líder del motín albertista, según contó en este diario Pablo Ibañez. Ahora aparece vestido de ecumenismo, en el mismo vuelo que La Cámpora. El Movimiento Evita que llamó a marchar en defensa del Presidente ante lo que se suponía era un intento de desestabilización del cristinismo ahora le dio el micrófono a Máximo para que le hable a su militancia como telonero de Alberto. Satisfecha por los cambios de gabinete que forzó en la Casa Rosada, Cristina volvió a Olivos para hablar con Alberto y darle su respaldo antes de viajar a El Calafate.

eldiarioar.com  (www.eldiarioar.com)