13.7 C
Buenos Aires
viernes 14 de mayo de 2021
Cursos de periodismo

La utopía de la desconexión: «Tuve WhatsApp una semana y no lo soporté»

Un lamento contemporáneo arremete cada vez con más intensidad: “paso muchos horas con el celular”. La queja se va haciendo más específica y penetrante. Se convierte en un murmullo digital desagregado en tretas cotidianas: dejar de mandar ese WhatsApp innecesario que podría ser un correo, alejar el teléfono de la habitación durante la noche, mudar -cuando se pueda- la mensajería laboral a redes menos omnipresentes. Y así como deviene en acciones concretas por parte de los usuarios -desinstalar las aplicaciones del teléfono, borrarse redes sociales-, incentiva iniciativas corporativas por parte de algunas empresas de tecnología, que brindan herramientas para controlar sobre el uso.

La desconexión -o al menos “más desconexión”- se convierte en una utopía de liberación contemporánea, que puede hacer coincidir los deseos de una conductora criada en los medios como Juana Viale con los del filósofo primitivista John Zerzan. Y puede ser leída como un privilegio -quién puede darse «el lujo» de ser inhallable- y también como un derecho, tal como quedó plasmado en la reciente ley de teletrabajo que define el derecho a la desconexión digital.

eldiarioar.com  (www.eldiarioar.com)