La verdad sobre la posverdad y un par de mentiras deliciosas

Un aviso de WhatsApp en Instagram (ambas pertenecen a Facebook) me informa que el servicio ahora avisa cuando un mensaje fue reenviado. Luego aclara que un mensaje reenviado no ha sido escrito por la persona que te lo mandó; esto no tiene por qué ser cierto, pero bueno, es un detalle. A continuación, nos aconseja chequear la información antes de compartirla. La pregunta no es cómo podríamos chequearla. Es más bien: ¿estamos en condiciones de verificar cada mensaje que nos reenvían?

Me temo que no. Además, no todo mensaje reenviado es una fake news per se. En otros casos -lo sufrí en carne propia- puede ser algo sacado por completo de contexto y que, por esto, significa cualquier cosa menos lo que ese mensaje decía originalmente. Por supuesto, ya que estamos, muchos mensajes reenviados pueden ser ciertos. Por añadidura, alguien puede enviarnos un menaje cuyo contenido es falso.