La victoria del No sorprende a Colombia sin un plan B

Tras el inesperado resultado del plebiscito sobre el acuerdo de paz, en el que se impuso el No por un estrecho margen de 54.000 votos, Colombia despertó este lunes con dos grandes interrogantes: ¿qué fue lo que pasó? ¿Qué sigue ahora?

El gobierno, las Farc y el expresidente Álvaro Uribe parecían igual de aturdidos en sus primeras declaraciones. Ni siquiera los más escépticos esperaban este resultado: 50.2 por ciento votó por el No mientras que el 49.8 por ciento votó por el Sí. Y nadie pensó en un plan b. Los tres actores principales solo atinaron a resaltar que mantenían su voluntad de lograr la paz y la necesidad de abrir espacios para un gran diálogo nacional.


El presidente Juan Manuel Santos convocó a todas las fuerzas políticas a una reunión en el Palacio de Nariño (la casa presidencial), pero el Centro Democrático, partido del expresidente Uribe, no asistió a la cita este lunes a pesar de que el mismo exmandatario dijo ayer que le interesaba aportar a un gran pacto nacional. Esta ausencia aumentó el nivel de zozobra e incertidumbre en el país.