Laboratorios para enfrentar la narrativa xenófoba y ultraderechista

El discurso anti-inmigración, xenófobo o discriminatorio es una de las características comunes a la narrativa de los distintos partidos políticos ultra que han irrumpido con fuerza institucional en la Europa postcrisis de los últimos años. El ejemplo más reciente en España lo protagoniza Vox, un partido que, en apenas siete meses, pasa de tener por primera vez representación parlamentaria a convertirse en la tercera fuerza del Congreso de los Diputados.

Para afrontar esta narrativa, han surgido iniciativas tanto desde la sociedad civil como de algunos gobiernos. El objetivo, por un lado, es reducir las posibilidades de éxito y expansión de los discursos xenófobos o discriminatorios. Y, por otro, la desactivación de aquellos grupos extremistas que superan, con actos violentos, la línea roja de la retórica política. En este artículo, nos centramos en iniciativas que se llevaron a cabo en tres países: Alemania, Francia y Grecia.