Lanata suspende su proyecto de sitio web y se concentra en radio, tv y un libro

Si bien el plan era ir y volver, alternar, lo cierto es que la vida en Brickell Key con las palmeras y el mar de fondo; el encierro, las horas y horas fumando y escribiendo con vista al mar, y el aburrimiento y la soledad que hacían inagotables, aunque productivos, los días, ya no se repetirá. Lo que lo había llevado a Miami se demoró más de lo esperado. Y la incertidumbre prolongada en el tiempo hizo que le dé forma a una decisión que venía procesando con su alargada estadía en Buenos Aires. Y que se tradujo, casi como una metáfora, en un cartel plateado con la leyenda de “Bienvenido Jorge” colgado de punta a punta en el estudio de Radio Mitre donde esta semana regresó a Lanata sin filtro.

Pero el cartel bien podría estar haciendo referencia a mucho más que a su vuelta tras unas vacaciones en Nueva York ya que el periodista acaba de poner en venta su departamento en Miami, y compró uno en el Kavanagh abandonando la idea de instalarse en La Florida.