viernes 19 de octubre

Larga vida a la televisión paga, viva la TV paga: los servicios como Netflix no le harán mella

El abandono de la suscripción a la TV paga a manos de los nuevos proveedores de entretenimiento on line, como Netflix, no será ni tan rápido ni tan masivo como, hasta hace un tiempo, se preveía. Si bien en los Estados Unidos el fenómeno del cord cutting (dejar de pagar la TV por suscripción) viene incrementándose, ahora están surgiendo más dudas. Y en países como la Argentina, donde la penetración del servicio de TV paga es de 78% contra un 51% de penetración de la banda ancha fija, los cuestionamientos son todavía más profundos.

Es que, para abandonar un servicio de TV paga a cambio de poder tener uno o varios OTT (Over the top) como Netflix, Qubit, Crackle, Blim o contratar los llamados “stand alone”, la opción on line de las señales tradicionales de cable como HBO, ESPN, FOX y otros, hay que tener un buen acceso de banda ancha.


Y si en la Argentina hay unos 11 millones de abonados al servicio de televisión por suscripción, y algo más de 7 millones de clientes de banda ancha fija, donde los proveedores de internet no siempre brindan televisión, ¿hay dudas de dónde vendrá la resistencia para evitar que el fenómeno del cord cutting se produzca, tal como lo pronostican algunos analistas?

Dejar un comentario