Larreta se enfoca en 50 mil macristas para ganar en primera vuelta

La calculadora electoral de Horacio Rodríguez Larreta se encendió horas después del cierre de la votación en las PASO del 11 de agosto. A diferencia de otros dirigentes del oficialismo, el jefe de Gobierno porteño no habló de fraude ni apuntó a los fiscales, a pesar de haber perdido en dos comunas. Si bien mejoró su performance con respecto a 2015 y superó por más de 15 puntos al candidato del Frente de Todos, Matías Lammens, el alcalde pidió un informe sobre el comportamiento del voto de los porteños.

Esa tabla de Excel arrojó dos datos que en la Jefatura de Gobierno consideran claves para relanzar la campaña de cara a octubre. En primer lugar, hubo un récord histórico de voto en blanco en la Ciudad de Buenos Aires y, en segundo término, se registró una participación baja en el sector de la tercera edad, que el macrismo domina con comodidad en el distrito. Además, este último agrupamiento de votantes se ausentó a sufragar justamente en las comunas donde Rodríguez Larreta hizo su mejor elección: la 2 (Recoleta), la 13 (Belgrano, Colegiales) y la 14 (Palermo).