Las 5 medidas económicas de Alberto Fernández que lo hacen más parecido a Cristina que a Néstor Kirchner

Crítico durante muchos años del segundo mandato de Cristina Fernández y tras largos meses de una campaña en la que buscó asociarse a la presidencia de su antecesor Néstor Kirchner, en la que tuvo una participación crucial como jefe de Gabinete, Alberto Fernández está a días de cumplir su primer mes de gestión con medidas que, en lo económico, lo emparentan mucho más con Cristina que con Néstor.

Un breve repaso de las principales medidas anunciadas y en vías de implementar es suficiente para dar cuenta del revival de las principales políticas que rigieron la economía hasta 2015 bajo el mando de la actual vicepresidenta. Sin embargo, no alcanza para dilucidar aún el enfoque final que tendrá el principal problema que enfrenta hoy el Presidente y su ministro de Economía, Martín Guzmán: la reestructuración de la deuda. El modo en que se resuelva la negociación con los acreedores y, eventualmente, el acceso al financiamiento en los próximos años, será determinante para definir el perfil propio en materia económica.


Por el momento, sólo la señal de búsqueda de disciplina fiscal -recuperar los superávits gemelos, fiscal y comercial, que existieron entre 2003 y 2007 cuando el mandatario era el jefe de ministros- se recorta nítidamente como la principal similitud con el gobierno de Néstor Kirchner. La suspensión de la actualización por inflación de las jubilaciones (Néstor las mantuvo congeladas hasta 2006, salvo la mínima) y el aumento de impuestos son claras muestras, aun cuando no está del todo claro el resultado de la cuenta final: cuánto de lo que se ahorra y de lo que ingresará “de más”, se terminará también gastando.