19 C
Buenos Aires
sábado 16 de octubre de 2021
Cursos de periodismo

Las 72 horas que pusieron al Frente de Todos al borde de la ruptura

El kirchnerismo jugó a fondo para cambiar el rumbo del Gobierno. Fernández resiste y busca apoyos para hacer pie. Massa media y calcula. Cruje la coalición.

“Cambia Alberto o cambiamos nosotros”. Palabras más, palabras menos, el mensaje llegó a la Casa Rosada desde el Senado el lunes vía el ministro del Interior, Eduardo de Pedro. El espíritu estaba claro: por última vez, Cristina Fernández de Kirchner le pedía al Presidente que moviera las fichas del gabinete tras la derrota electoral del domingo.

Las primeras señales del albertismo habían sido en sentido contrario. El lunes a primera hora, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, uno de los principales apuntados, había ratificado que no habría cambios. Mientras, en Santa Cruz, cuna del kirchnerismo, la gobernadora Alicia Kirchner le pedía la renuncia a todo su gabinete, también golpeado por las elecciones.

letrap.com.ar  (www.letrap.com.ar)