lunes 17 de diciembre

Las apuestas de Macri para aguantar la crisis y pasar el verano

Mauricio Macri volvió esta semana a confirmar su intención de pelear por la reelección. El Presidente dijo estar listo para competir en los comicios de 2019 “si los argentinos creen que este cambio vale la pena” y se mostró confiado en que nadie querrá volver al pasado. El fantasma de un retorno del populismo autoritario de la mano de Cristina Kirchner será sin duda el eje de la campaña oficial. Lo que ellos llaman el cambio cultural por sobre la corrupción y la vieja política es lo más fuerte que tendrá Cambiemos para mostrar el año que viene, en medio de una recesión monstruosa. Eso, y un repunte mínimo de la economía, más rebote que crecimiento genuino, que -aseguran con profunda convicción- llegará entre abril y mayo, en gran medida de la mano del campo y una cosecha récord de 140 millones de toneladas. En la Casa Rosada siempre son optimistas.

En rigor, lo que está haciendo el Gobierno es trabajar con las expectativas. Los voceros habituales reconocen que la mejora se verá en el Indec a partir del segundo trimestre del año pero no se notará en la calle. “Pero eso, nos permitirá construir un relato de esperanza de cara a las elecciones y al futuro”, asegura a 3Días un colaborador de un encumbrado ministro, integrante de la mesa chica. Niega que se trate de una nueva promesa vacía. El análisis -dice- es simple. En medio de una crisis profunda, cualquier mejora por más mínima que fuera, será bien recibida, en especial en el segmento que votó a Cambiemos y hoy está desencantado.


Dejar un comentario