16.1 C
Buenos Aires
martes 27 de octubre de 2020
Periodismo . com

Las atletas que tropezaron, se ayudaron, quedaron últimas y los jueces clasificaron a la final por su espíritu olímpico

«¡Estos son los Juegos Olímpicos. Tenemos que terminar!»

Esas fueron las palabras de aliento de la atleta neozelandesa Nikki Hamblin a la estadounidense Abbey D’Agostino, en la pista este martes durante la carrera de 5.000 metros en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

En la segunda serie, Hamblin pisó el borde de la pista lo que le provocó la pérdida de equilibrio y la caída al suelo.

D’Agostino, que venía detrás, no pudo esquivar a la neozelandesa y terminó también en el piso.

bbc.com  (www.bbc.com)