viernes 17 de agosto

Las bacterias en nuestro intestino pueden dificultar que perdamos peso aunque estemos a dieta

Las bacterias que se encuentran en nuestros intestinos nos ayudan a hacer la digestión y a metabolizar los nutrientes. De esta manera nuestro cuerpo obtiene los nutrientes que necesita de la comida y deshecha los demás. Que nuestro intestino y las bacterias que allí habitan funcionen bien es necesario para nuestro organismo. Sin embargo, de su funcionamiento podría también que nos resulte más fácil o más difícil perder peso.

Al menos eso es lo que sugiere una reciente investigación publicada en la revista Mayo Clinic Proceedings. Se trata de una investigación muy pequeña, que solo tuvo 26 participantes, por lo que los resultados deben tomarse con prudencia, pero podrían darnos nueva información sobre por qué algunas personas tienen facilidad para perder peso y otras no tanto.


Según estos investigadores, las personas con más dificultades para perder peso podrían tender a tener unas bacterias en el intestino con más capacidad de usar y metabolizar carbohidratos que otras personas con más facilidad para adelgazar. En principio esto es bueno, ya que nuestro organismo necesita que seamos capaces de obtener energía, pero podría suponer una dificultad añadida para las personas que intentan perder peso.

Para llevar a cabo esta investigación, utilizaron una muestra de 26 participantes con sobrepeso, que fueron sometidos un programa que incluía dieta, ejercicio físico y cambios de hábitos y comportamentales para conseguir perder peso. Además de esto, analizaron muestras de heces de los participantes previas al estudio y posteriores a tres meses de programa.

Dejar un comentario