sábado 4 de diciembre de 2021
Cursos de periodismo

Las cabinas, a prueba de todo, menos de un piloto fuera de sí

La escalofriante revelación de la caja negra del Airbus 320 de Germanwings desnudó una grieta letal de seguridad en un protocolo a prueba de terroristas, pero incapaz de prevenir lo inimaginable: el brote destructivo de un piloto.

A partir de los atentados del 11-S en Estados Unidos, la normativa se adaptó para convertir la cabina de mando de un avión comercial en una fortaleza blindada en la que quienes van adentro tienen todo el poder para decidir quién entra y quién no.

lanacion.com.ar  (www.lanacion.com.ar)