Las ciudades del futuro serán para los perros: ya tenemos más mascotas que niños

Hace más de 14.000 años, los humanos del Creciente Fértil encontraron en el perro una innovación tecnológica crucial para asentarse en el terreno y abandonar el nomadismo. Aquel animal, tan capaz de apresar pequeñas piezas de caza como de proteger frente a amenazas externas, inició así un largo proceso de domesticación que le llevaría a acompañar a todas las civilizaciones y culturas. Hoy el perro es la mascota predilecta, y su población se ha disparado por encima de los 900 millones. Es tan popular que algunas sociedades ya cuentan más perros que niños.

Está sucediendo en Occidente fruto de varios factores. Por un lado, el desplome de la natalidad. Países como España o Japón suman más fallecimientos que nacimientos al año, y las nuevas generaciones afrontan la paternidad con menos entusiasmo que las previas, ya sea por motivos económicos o culturales. Al mismo tiempo, el número de mascotas se ha disparado. Sólo en Estados Unidos hay más de 77 millones de perros y 54 millones de gatos. Los millennial son particularmente felices con ellos: al menos el 70% tiene uno o desea tenerlo.