lunes 28 de noviembre de 2022
Cursos de periodismo

Las claves de la persistencia electoral de Bolsonaro

“No se culpe a nadie de mi muerte y, por favor, nada de pantomimas. La barca del amor se estrelló contra la vida cotidiana”, escribió el poeta soviético Vladimir Maiacovski en “¡A todos!” (1930), último poema y nota de suicidio. El amor por la democracia, su enunciación enfática, sentida y prohibitiva fue viento, corriente y motor de la campaña del Partido de los Trabajadores (PT). Amor y candidato fueron acompañados con dinamismo creciente por artistas e intelectuales nacionales o cosmopolitas, por élites académicas, políticas y universitarias, por magistrados, juristas, abogados, por medios de prensa americanos y gobiernos occidentales. Los sondeos de intención de voto prestaron a Luiz Inácio Lula da Silva un sostén tan inquebrantable y exclusivo que día a día nos hacían entrever una victoria en primera vuelta. O al menos, una distancia de al menos diez puntos con el segundo favorito. Dentro de los límites de error que ellas mismas declaraban tolerables, las encuestas no desacertaron reprochablemente en el caso de su primer y único favorito. Cumplido el escrutinio del 99% de los votos, Lula pasa en primer lugar a segunda vuelta, con el 48,3% de los votos.

Las encuestas no habían previsto que el presidente Jair Messias Bolsonaro seguiría detrás, y no tan lejos, con el 43,2% de los votos. Menos aún habían acertado, o siquiera prefigurado, cuáles fueron los cambios en la composición política y regional del electorado oficialista, que le crearon una novedosa pero muy propicia base para la campaña rumbo al balotaje del 30 de octubre.

eldiarioar.com  (www.eldiarioar.com)