martes 18 de septiembre

Las confesiones de Stiuso en su sorpresiva visita a tribunales

Con el halo de misterio que sigue arrastrando a cada paso, el espía más famoso de la Argentina apareció hoy sorpresivamente en los tribunales de Comodoro Py 2002. Antonio “Jaime” Stiuso, uno de los hombres más poderosos que supo que tener la SIDE y que se convirtió en un enemigo para el kirchnerismo en sus últimos años de poder, sacudió esta mañana la poca armonía que se vive en tribunales de Retiro, desde que estalló la causa de los cuadernos de las coimas en donde él mismo fue mencionado. La muerte de Alberto Nisman y quién lo mató, cuánto cobra de jubilación y hasta su vinculación como subcontratista de empresas investigadas en el caso de los cuadernos fueron algunas de sus revelaciones que dejó su visita a los tribunales federales.

Hasta los propios jueces Leopoldo Bruglia y Mariano Llorens, de la Sala I de la Cámara Federal, se quedaron sorprendidos por la inesperada presencia para una audiencia en donde se debatía la reapertura de una causa penal para uno de sus archienemigos: el líder de La Alameda, Gustavo Vera. Como en un ring de boxeo, Vera y Stiuso se vieron las caras frente a frente en esa pequeña sala de audiencias en donde ellos sólo fueron público y hablaron sus respectivos abogados.


El espía pedía que se abriera una causa que, sin impulso fiscal, la jueza María Servini había archivado y en donde Vera estaba acusado de haber organizado un asado en Moreno, en noviembre de 2016, al que fueron los jueces Sebastián Casanello y Daniel Rafecas y otros funcionarios judiciales.

Dejar un comentario