Las empresas argentinas terminarán el año valiendo la mitad que al comienzo del mandato de Macri

La promesa de Macri como un giro promercado tuvo un resultado adverso. Pasaron cosas desde la euforia de 2015 -cuando en las PASO mostró que tenía posibilidades de llegar al ballotage y que elevó el índice Merval un 30%- al derrumbe de casi el 44% desde que en las PASO de 2019 evidenció que estaba lejos de repetir la hazaña.

Lo primero que sucedió fue un período de fuerte expectativa que se tradujo en precios cada vez más altos de las acciones entre la asunción y el 26 de enero de 2018, el día en el que el Merval llegó a los 35.334 puntos básicos y se pinchó hasta el día de hoy. Dos eventos fueron claves en que ese enero encontrara un punto de inflexión.