Las enormes diferencias (y algunas similitudes) del primer y último día de la era Evo Morales

De contemplar una multitud que cantaba a grito herido «Para el pueblo, lo que es del pueblo» a escuchar en el coro «Hoy se va del poder un tirano».

Dos canciones -creo que ambas exageradas en su contenido- me quedan grabadas como el principio y final del paso de Evo Morales por el poder en mi país.


Dos celebraciones multitudinarias, en las que me tocó estar presente, iniciaron y cerraron la era en la que un líder cocalero y de cuna muy pobre se convirtió en el protagonista absoluto de la vida política de Bolivia por casi 14 años.

La jornada inaugural fue en La Paz, en una tarde gris pero potente de enero de 2006 que se prolongó hasta la madrugada con la emblemática canción de Piero en las gargantas.