miércoles 18 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Las estancias de Lázaro Báez: entrepisos, paredes dobles y una cueva de 300 metros cuadrados

Entretechos. Entrepisos. Paredes dobles. Rincones y escondrijos disimulados aquí y allá, detrás de mampostería hueca. Espacios de todas las formas y tamaños, pensados y creados para esconder. “Están por todos lados en esas estancias. Yo mismo los hice”.

No se llama Carlos, pero así lo presentaremos porque fue una de las dos únicas condiciones que puso para contarle a Clarín su historia. La otra es que no orientemos las miradas hacia él ni siquiera a través de su descripción física. Tiene miedo, pero también mucho coraje: en varios encuentros breves y envuelto por una bufanda que apenas dejaba ver sus ojos, Carlos explicó las reformas que hizo en Cruz Aike y La Julia Río Bote, las dos estancias de Lázaro Báez que desde el martes revisa la justicia en busca de bóvedas y tesoros escondidos.

clarin.com  (www.clarin.com)