Las frases “científicas” y de salud en los envoltorios de productos de alimentación condicionan lo que compras, aunque sean falsas

«Testado científicamente», «Bueno para la salud de tu ADN», «Mejor para el corazón»… las afirmaciones con carácter científico, sean correctas o no, son muchas y variadas. También pueden condicionarnos.

Así lo muestran los estudios científicos. En especial aquellas que nos dan indicaciones de salud, nos condicionan especialmente a comprar un alimento en vez de otro. ¿Estamos eligiendo nuestra dieta según la publicidad? Sin lugar a dudas.