19.4 C
Buenos Aires
miércoles 21 de abril de 2021
Cursos de periodismo

Las grietas inevitables del comandante de la unidad

Se agota el relato de la unidad nacional. Cuando se suponía que la plena emergencia lo mostraba en su mejor momento, Alberto Fernández se topó de repente con límites propios y ajenos. El Presidente sintió el golpe del Grupo Techint, la semana pasada, como un mensaje directo en contra de su gobierno y del esfuerzo que venía haciendo desde que comenzó la lucha contra la pandemia. La multinacional, que tiene 74.500 empleados en el mundo y declara una facturación anual de 23 mil millones de dólares, dio a conocer el despido de 1.450 obreros de la construcción, justo cuando el Gobierno parecía salir adelante con sacrificio de una crisis múltiple.

Con sede en Luxemburgo y un peso incomparable en la economía argentina, la siderúrgica de Paolo Rocca le dio un ultimátum a la cuarentena prolongada con la señal de largada para que se abran los despidos masivos.

El mensaje del grupo es el más notorio entre varios que desafían a Fernández y provienen del sector privado a medida que la parálisis se agrava: los formadores de precios, los bancos y las prepagas.

letrap.com.ar  (www.letrap.com.ar)