lunes 23 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Las inesperadas mutaciones de la literatura digital

Sin obituarios en los medios masivos, en 2021 el programa Flash pasó a mejor vida. Entre las consecuencias de la desaparición de la plataforma de software más utilizada durante el cambio de siglo en las animaciones de las páginas web, tal vez la menos comentada haya sido que muchísimas obras de literatura digital se volvieron de pronto ilegibles. Se trataba de proyectos que a menudo, gracias a esa herramienta, hibridaban el texto con lo audiovisual. La muerte de Flash acabó de certificar el crepúsculo de la literatura electrónica tal y como se había configurado. Ese canon —sobre todo académico— de hipertextos diseñados para ser leídos en dispositivos con pantalla muy probablemente no vaya a ser la literatura del porvenir que imaginaban sus autores.

El presente existe para contradecir el futuro. Y en los últimos años se han impuesto otras formas —inesperadas— de entender las escrituras expandidas, que en un tiempo récord han logrado lo que nunca consiguieron las obras de referencia de la literatura digital: convencer de su interés y de su importancia a muchísimos lectores.

washingtonpost.com  (www.washingtonpost.com)