lunes 26 de septiembre de 2022
Cursos de periodismo

Las mejores excusas para gastar y no ahorrar

Excusas, excusas, excusas. Solemos dar y recibir decenas o más por día, y ni siquiera lo percibimos. O sí: algunas personas dominan a la perfección el arte de las excusas, y construyen para los demás (y lo que es peor, para sí mismos) historias intelectualmente válidas para justificarse.

De alguna manera, las excusas suelen utilizarse para no confrontar una realidad. Pero al mismo tiempo existen diferentes estímulos para utilizarlas, como por ejemplo evitar respuestas incómodas cuando nos proponen un plan que no nos interesa, a fin de no manifestar falta de interés y herir con ello susceptibilidades. O cuando se llega tarde a algún lugar o no se cumple con una fecha de entrega, entre muchos otros casos.

Pero también existen las «excusas internas», que son las que nos damos a nosotros mismos para disminuir el descontento y tristeza que produce el fallar en las metas propuestas, en el trabajo que hacemos y no nos gusta o en los ahorros que no podemos generar por más que queramos.

lanacion.com.ar  (www.lanacion.com.ar)