Las ministras de Alberto, Macri jefe opositor y la renuncia «con trampa» de Carrió

A 24 horas de la consagración de Alberto Fernández como presidente electo comenzaron a moverse los rumores sobre su futuro gabinete. Ese grupo al que, mientras era candidato, quiso preservar del desgaste que implica tener que explicar o analizar medidas públicamente sin estar en funciones manteniendo sus nombres en reserva y que ahora deberá comenzar a encargarse de la transición con el gobierno saliente de Mauricio Macri. Después de que en las últimas semanas Fernández dijera que tiene intenciones de conformar un gabinete con una integración equilibrada entre varones y mujeres, los primeros nombres que empezaron a sonar fueron los de ellas.

En las últimas horas, dos referentes clave del Frente de Todos confirmaron a BAE Negocios la posibilidad de que la diputada provincial electa Malena Galmarini se sume al equipo de ministros que trabajará junto a Fernández, aunque no está definido en qué cartera. Su nombre suena tanto para Salud, como para el aún no creado Ministerio de la Mujer o de la Igualdad (bautismo en proceso), o para Educación. Hace un año, el 28 de octubre de 2018, en una entrevista con La Nación, Galmarini declaraba: «Me gustaría ser, por ejemplo, ministra de Educación (…) Para eso hay que tener un equipo capacitado, un buen liderazgo, un plan posible y un presupuesto adecuado». La información que circula cerca de Fernández la ubica cerca de cumplir ese objetivo.