Las mujeres argentinas dedican siete horas más que los varones a las tareas domésticas

La distribución de las tareas cotidianas del hogar sigue estando fuertemente marcada por un sesgo de género que recarga más horas para su realización sobre los hombros de las mujeres y una cantidad considerablemente menor sobre los varones, y esa diferencia trasciende fronteras, aun continentales. En promedio, a nivel global, las mujeres dedican entre 14 y 23 horas semanales a esas tareas, mientras que los varones destinan entre 6 y 16. Pero no en todos lados esos trabajos ocupan el mismo tiempo: de una muestra de veinte países, son argentinas y argentinos quienes más se ocupan de sus hogares, y las mujeres y los varones italianos quienes menos. A la vez, en Argentina el 63 por ciento de las mujeres y el 46 por ciento de los varones cree que es importante encargarse de esas tareas. Esos son algunos de los resultados de la primera fase del sondeo Global Home Index, el estudio comparativo realizado por investigadoras de la Universidad Austral, la Universidad de la Sabana, de Colombia, y la Home Renaissance Foundation (HRF), de Reino Unido en base a cinco mil encuestas respondidas por mujeres y varones.

El estudio releva resultados obtenidos online (en la web globalhomeindex.org) desde doce latinoamericanos (Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Paraguay, Perú, Uruguay), dos norteamericanos (Canadá y Estados Unidos), cuatro europeos (España, Italia, Portugal y Reino Unido), uno africano (Kenia) y uno asiático (Filipinas). Aunque la recolección de datos realizada por Patricia Debeljuh (IAE Business School, de la Universidad Austral), Sandra Idrovo Carlier (Universidad de la Sabana) y Bryan Sanderson (HRF) comenzó en marzo del año pasado y continúa, el primer corte estableció el análisis de una muestra de cinco mil respuestas (de las nueve mil obtenidas hasta el momento) compuesta por un 60 por ciento de respuestas de mujeres y un 40 por ciento de respuestas varones, de entre 25 y 65 años y con responsabilidades familiares a cargo, aunque no en todos los casos eso implica maternidades y paternidades (el 17 por ciento de quienes participaron dijeron no tener hijos). El 78 por ciento de las personas que participaron dijeron que compatibilizan el tiempo dedicado a las tareas hogareñas con horas de trabajo pago fuera de él, mientras que el resto trabaja a tiempo completo en sus hogares.