25.3 C
Buenos Aires
sábado 28 de noviembre de 2020
Cursos de periodismo

Las multinacionales del oxígeno fijan precios desorbitados para los hospitales de África en plena pandemia

Mientras la COVID-19 continúa extendiéndose por África, la ausencia del oxígeno necesario para tratamientos sanitarios multiplica el riesgo de los pacientes graves. Numerosas fuentes consultadas culpan en gran medida a dos multinacionales que dominan el mercado de las bombonas de oxígeno en gran parte del continente, el Grupo Linde y Air Liquide. Alegan que tanto por los precios como el modo de operar, en muchos casos los costes de los tratamientos son inasumibles. Antiguos empleados, buenos conocedores de la industria y empleados hospitalarios señalan los procesos y precios que estas empresas han marcado para el oxígeno de uso médico y dicen que están dejando los hospitales en una situación muy compleja.

En los hospitales europeos y estadounidenses, el oxígeno líquido se almacena en tanques para luego ser convertido en gas, que se canaliza directamente a las camas. Pero los países que no cuentan con esa infraestructura tienen que comprar y almacenar bombonas. El resultado es que el oxígeno resulta unas cinco veces más caro, según una investigación del Bureau of Investigative Journalism (BIJ).

El Grupo Linde no ha querido hacer ningún comentario para este reportaje y se limitó a decir que hace «todo lo posible para seguir suministrando de forma fiable a nuestros clientes». Air Liquide respondió que «hemos hecho todo lo posible para asegurar el suministro durante la pandemia» y añadió «nos comprometemos a asegurar que el mayor número posible de pacientes en el África subsahariana reciba tratamiento y trabajamos con UNICEF y otras instituciones internacionales, gobiernos y ONG para aumentar el acceso al oxígeno en la región».

eldiario.es  (www.eldiario.es)