lunes 15 de octubre

Las notables diferencias entre la huida de la Selección hacia México 86 y esta glamorosa partida a Rusia

El clima se había tornado insoportable. Tanto para Carlos Bilardo como para sus jugadores. La premisa del director técnico fue entonces cancelar partidos amistosos pendientes para no exponer más a su plantel a ningún tipo de desaprobación manifiesta.

Las críticas a Bilardo y a la Selección Nacional aumentaban su volumen a medida que se aproximaba el Mundial de México 1986, y un clima destituyente por parte de Rodolfo “Michingo” O’Reilly – ex jugador del CASI , ex entrenador de Los Pumas y Secretario de Deporte de la Nación en ese momento – cobraba cada vez más fuerza.


Dejar un comentario