Las pinceladas que pueden ayudar a revelar signos tempranos de demencia

En su clase de terapia artística en Leeds, Reino Unido, Joyce Cope está pintando un árbol con detenimiento.

A pesar de que sufre demencia, sus pinceladas son mesuradas y estables, un legado de sus años pintando como talentosa aficionada.


Su trabajo hoy en día, sin embargo, es muy diferente a las piezas muy detalladas que solía producir, reproducciones expertas de maestros como la de «La joven de la perla», del artista holandés del siglo XVII Johannes Vermeer.

La hija de Joyce, Hazel, dice que su madre todavía disfruta pintando, pero antes de que la enfermedad la alcanzase, su trabajo era realmente sorprendente.

«Eran copias realmente buenas de los Viejos Maestros, y muy detalladas», cuenta.

«Pero ya no pinta con ese detalle ahora».