domingo 23 de septiembre

Las posturas del candidato de Trump a la Corte Suprema sobre aborto, armas y medioambiente

El juez nominado por el presidente Donald Trump para la Corte Suprema de Estados Unidos, Brett Kavanaugh, ha ejercido desde hace más de diez años la filosofía del movimiento legal conservador al tiempo que se forjaba una carrera en la poderosa Corte de Apelaciones de Estados Unidos para el Circuito del Distrito de Columbia.

En temas tan diversos que van desde el aborto y los derechos a la portación de armas hasta las disputas respecto de políticas de seguridad nacional y regulaciones comerciales, Kavanaugh enfatizó los límites textuales y con frecuencia favoreció a las corporaciones frente a los reguladores, y al gobierno frente a los individuos que reclamaban violaciones a sus derechos. Salvo en unas pocas excepciones, sigue el patrón típico de un conservador.


Claro que el historial de Kavanaugh como juez no es una guía perfecta del enfoque que tendrá en la Corte Suprema si ocupa la vacante que dejó con su retiro el juez Anthony Kennedy, para quien Kavanaugh trabajó alguna vez. Los jueces de las cortes de apelaciones deben obedecer las decisiones judiciales de la Corte Suprema, pero los magistrados tienen la libertad de votar por la revocación de fallos pasados.

Dejar un comentario