lunes 17 de diciembre

Las razones por las que Macri se involucró en la organización del superclásico

A medida que River y Boca avanzaban en la Copa Libertadores, también crecía el convencimiento del presidente Mauricio Macri . “Es una oportunidad”, les dijo a sus íntimos en las últimas horas. Sin consultarlo con nadie, llamó a su ministra de Seguridad, Patricia Bullrich , y le pidió que lo organice. Así, en el partido más trascendental del fútbol argentino, Macri decidió que la final de la copa continental se juegue con público visitante.

La decisión sorprendió a todos. A los propios y a los ajenos. Incluso, no cayó del todo bien en el gobierno porteño, que ya había anunciado que solo podrían asistir las hinchadas locales porque “no estaban dadas las condiciones”. Tampoco fue tomado con agrado por los dirigentes de Boca y River, que se enteraron del cambio por los medios de comunicación.


Para evitar un conflicto, Macri se comunicó con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para comentarle la decisión. Y Bullrich habló con su par porteño, Martín Ocampo, con quien se pusieron de acuerdo. Finalmente se autorizó a que 5000 hinchas visitantes puedan ser testigos presenciales del partido.

Dejar un comentario