17.1 C
Buenos Aires
miércoles 20 de octubre de 2021
Cursos de periodismo

Las salas de cine empiezan a recuperarse con superhéroes

Dos indicadores importantes permiten imaginar que el negocio internacional del cine está a punto de volver a los niveles pre-pandemia. El pasado fin de semana se estrenaron dos «tanques»: Venom 2 (en los Estados Unidos) y 007 Sin tiempo para morir (en otros mercados, sin China y sin los EE.UU.). El primero recaudó en su país de origen más de 90 millones de dólares y es el mejor lanzamiento del año; el segundo, sin los dos territorios más importantes, 119 millones de dólares. Ambos pertenecen a franquicias (Venom se liga en algún punto al Universo Marvel, aunque pertenece -como Spider-man- a Sony) y Bond es la serie actual más longeva. Ninguna de las dos tuvo estreno simultáneo en plataformas de ninguna clase.

Esto favorece la audiencia en salas, pero de todos modos el verdadero test para ver si esto es una tendencia o si estas películas «que triunfaron» lo hacen por ser parte de una franquicia. Por eso el mercado está muy atento a los futuros estrenos de Duna (el mayor durante octubre, que además va a tener una salida en los EE.UU. vía HBO Max), Ghostbusters-Afterlife (relanzamiento de la franquicia) y, en diciembre, Matrix-Resurrections. Es cierto que todos tienen un background de conocimiento muy grande detrás, pero no forman parte de la serialización que implican los personajes de comics, por ejemplo.

baenegocios.com  (www.baenegocios.com)