Latinoamérica no quiere verse en el cine: pese al idioma común, los filmes locales no se estrenan en el resto de los países de la región

El mercado tiene 632 millones de potenciales clientes. Más de 400 hablan castellano y el resto, portugués. Es Iberoamérica. Cualquier otro sector industrial se pegaría por números así. Y sin embargo, el cine de la zona, por razones muy diversas, no acaba de encontrar su camino hasta este vasto público. Desde hace décadas, las películas hispanoamericanas no logran enganchar a los espectadores más allá de sus fronteras nacionales.