miércoles 26 de septiembre

Lejos de ser una rareza, las aplicaciones de citas ya son la principal opción para formar una pareja

Aquellos que establecieron una relación estable hasta la década de 1990 probablemente encontraron a su pareja gracias a que fueron presentados por un amigo o familiar. Otra posibilidad es que se hayan conocido en el barrio, un centro educativo o algún lugar que frecuentaban.

Este fenómeno empezó a cambiar con el surgimiento de los sitios de citas, y logró su auge más tarde, con el lanzamiento de aplicaciones móviles que persiguen el mismo objetivo como Tinder, OK Cupid, Happn o Grindr, por mencionar solo algunas.


Tras estudiar a través de fórmulas matemáticas cómo se formaron 19 mil matrimonios que se celebraron entre los años 2005 y 2012 en Estados Unidos, los economistas Josué Ortega, de la Universidad de Essex, Reino Unido, y Philipp Hergovich, de la Universidad de Viena, Austria, llegaron a la conclusión que el uso de estas herramientas digitales están llevando a que se formen nuevos tipos de parejas que, a su vez serían más estables que las formadas de la manera tradicional.

Dejar un comentario