Les Luthiers: la sociedad secreta cumple su objetivo

Millones de personas en todo el mundo hispanohablante están sonriendo ahora. El premio Princesa de Asturias para Les Luthiers ha incorporado un momento adicional de felicidad al recuerdo que cada cual tenga de la última carcajada que soltó viéndolos en el escenario.

Además, quizás sirva a todos esos entusiastas para reconocerse una vez más entre sí. Porque los seguidores impenitentes de este grupo argentino de humor han venido formando una sociedad secreta que se manifiesta en la clandestinidad y solamente emerge cuando hay función, algo que ocurre en cada país con intervalos que siempre se antojan kilométricos.


Los miembros de esa sociedad secreta se reconocen cuando aplican un chiste de Les Luthiers a una situación concreta, cuando inventan un juego de palabras inteligente, cuando silban una de sus estrafalarias canciones. Y cuando se ríen de sí mismos, porque eso forma parte de la sana costumbre de quien de verdad siente el humor en toda su capacidad de relativizar la vida.