¿Libre o presa? Por qué un juez podría o no detener a Cristina ahora

En Tribunales, en los despachos públicos y los medios, pero también en los bares y las esquinas de cualquier barrio, es la pregunta más repetida del año: «¿Cristina va a ir presa?» Claro, tanto los interrogadores como quienes ensayan distintas respuestas suelen proyectar la simpatía o la bronca contra la ex Presidenta, acusada en varias causas como autora de muchos y graves delitos. Esos expedientes vienen avanzando con velocidad desigual, y a veces incoherente. Mientras algunas pruebas se acumulan frente a la mirada atónita de la sociedad, el kirchnerismo denuncia una persecución. Sobre este suelo pantanoso, en el que es tan fácil hundirse, hay otra pregunta que apenas si llegó a formularse: ¿Hay razones para que alguno de los jueces que la investiga dicte una prisión preventiva sobre Cristina?