Lipton, el nuevo culpable que encontró el Gobierno para justificar la suba del dólar

El Banco Central tiene terminantemente prohibido por el Fondo Monetario intervenir en el mercado de divisas. La flotación del tipo de cambio, es en opinión de los técnicos del organismo multilateral de crédito, un amortiguador que permite a las economías nacionales protegerse de los shocks internacionales como muestran los modelos macroeconómicos.

Sin embargo, la realidad de una economía bimonetaria como la argentina donde una suba del dólar se traduce cada vez en mayor proporción en inflación, muestra que ese amortiguador en el corto plazo actúa como más nafta en un momento en el que con la tasa de interés el Banco Central intenta controlar el incendio de sumar 11% de inflación en los primeros 3 meses del año.