domingo 17 de febrero

“Lo peor ya pasó”, la promesa que se reitera en la era Macri

El Gobierno no logra salir del loop de una promesa: que lo peor ya pasó. Y en cada déjà vu la palabra oficial pierde un poco más de credibilidad. Esa caída en la confianza, por parte de la sociedad pero también de los mercados, explica una parte de la crisis económica actual. Desde la mejoría augurada para el segundo semestre de 2016, la metáfora botánica de los brotes verdes y la luz al final del túnel prevista por Gabriela Michetti, Mauricio Macri y sus funcionarios citaron la misma fórmula en distintos actos, entrevistas y exposiciones. Lo hicieron en on, en off y en formato de arenga para convencerse a sí mismos.

El Presidente afirmó que “lo peor ya pasó” en julio de 2016 ante las cámaras de Telefe. Después se lo juró a Mirtha Legrand, en marzo de 2017; lo repitió tras el triunfo cambiemista en las legislativas de octubre pasado; y lo prometió en la apertura de sesiones del Congreso, el 1º de marzo último.


El jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien suele invocar ese mantra optimista, la actualizó el 23 de mayo pasado. Durante su informe de gestión en Diputados, aseguró: “Pasó la etapa más difícil”. Se refería a la corrida cambiaria de aquellos días, cuando el dólar cotizaba a tres pesos menos que ayer. Con las negociaciones para obtener un préstamo del FMI ya en marcha, Peña buscaba transmitir calma y frenar la devaluación.