martes 24 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Lo que las esculturas antiguas nos enseñan sobre el arte, la ambigüedad sexual y el buen gusto

El género y la identidad sexual están en mente de muchas personas en este momento. Hay batallas legales constantes por el acceso a los baños y montones de columnas de entretenimiento acerca de Caitlyn Jenner.

Para quienes solían dividir al mundo en masculino y femenino, esta nueva manera de pensar se siente, pues, nueva. Sin embargo, está claro que esas complejidades son tan antiguas como la humanidad. Un vistazo a la exhibición“Pergamon and the Hellenistic Kingdoms of the Ancient World” (Pérgamo y los reinos helenísticos del mundo antiguo) del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, muestra por cuánto tiempo nos han fascinado.

Sin embargo, incluso en ese tema, las civilizaciones antiguas estaban más avanzadas que nosotros. Conforme te acercas a una escultura conocida como “Hermafrodita durmiente” desde atrás, casi al final de la amplia exhibición del Met, podrías suponer que se trata de Venus, pero el lado frontal revela algo inesperado (unos genitales de hombre), una sorpresa que originalmente estaba pensada para ser una broma dirigida al espectador.

nytimes.com  (www.nytimes.com)