miércoles 25 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Lo que no dijo el Presidente sobre la guerra a la inflación y las dos «armas» más sensibles para contener precios

Generar una gran expectativa puede ser un arma de doble filo para un presidente: se cuenta a favor con la atención de todo el país, pero siempre existe la posibilidad de desilusionar a aquellos que esperaban grandes anuncios y luego sienten que quedó «gusto a poco». Por otra parte, se pierde el efecto sorpresa, lo cual en ocasiones puede ser peligroso al punto de que se genere el efecto inverso al buscado.

Todo esto ya le está ocurriendo a Alberto Fernández: al anunciar que haría una «declaración de guerra» a la inflación, pero que las medidas se conocerían cuatro días más tarde, dio pie para que las empresas de consumo masivo adoptaran actitudes defensivas. Es decir, que subieran precios, como quedó reflejado en los abruptos cambios de listas por parte de compañías lácteas -con remarcaciones de hasta el 10%- y en las de productos farináceos como fideos y galletitas, que remarcaron llegan al 15%.

En el plano de la comunicación política también hubo yerros, como la dramática y poco feliz expresión de «guerra», que generó una catarata de comentarios irónicos y memes en las redes sociales.

iprofesional.com  (www.iprofesional.com)