Lo que podemos aprender del inemuri, la costumbre japonesa de quedarse dormido en cualquier parte

Los japoneses no duermen. Eso es lo que todos -especialmente los japoneses- dicen.

No es cierto, por supuesto. Pero como declaración cultural y sociológica es muy interesante.


Mi encuentro con esa intrigante actitud se produjo durante mi primera estancia en Japón a finales de la década de 1980.

En ese momento el país estaba en la cima de lo que se conoce como la economía de la burbuja, una fase de extraordinario auge especulativo.

La vida cotidiana era agitada. La gente llenaba sus calendarios con citas de trabajo y ocio y apenas tenía tiempo para dormir.

Sin embargo, al mismo tiempo, observé a un sinnúmero de personas que dormitaba en los trenes subterráneos. Algunos incluso dormían mientras estaban de pie, y a nadie parecía sorprenderle.