Lo que “Yolocaust” muestra en realidad: tenemos una reflexión pendiente sobre la memoria del Holocausto

Cuando el proyecto “Yolocaust” del artista alemán satírico Shahak Shapira (nacido en Israel) se convirtió en viral, no pude evitar preguntarme qué significado tiene yuxtaponer fotografías de personas en actitud alegre en el Monumento al Holocausto de Berlín sobre imágenes de montañas de cuerpos muertos en los campos de concentración.

La intervención artística de Shapira se produjo en un momento concreto a nivel político en Alemania. Cuando el país celebraba el Día Internacional de la Memoria del Holocausto el 27 de enero, Björn Höcke, un representante del partido alemán de extrema derecha AfD criticaba el monumento: “Los alemanes son las únicas personas en el mundo que plantan un monumento de la vergüenza en el corazón de su capital”, dijo.


“Debería ver estas fotos”, dijo Shapira en una entrevista sobre su proyecto.