Los avatares del Plan Macri 2019 y la estrategia para sostenerlo

Con la suerte de su plan económico atada a las decisiones del Fondo Monetario Internacional, el presidente Mauricio Macri cerró la primera semana de abril atravesado por las debilidades políticas que le impone la crisis. A la inestabilidad del dólar, que este viernes cerró cerca de los 45 pesos, y al arrastre del impacto del aumento de la pobreza y el desempleo, se sumaron los crujidos dentro y fuera del PRO sobre la viabilidad del operativo reelección que la Casa Rosada sostiene en medio de la incertidumbre. La UCR redobló su apuesta para instalar la posibilidad de un candidato a vice radical y el Gobierno alentó esa posibilidad a medias, mientras el propio líder de la alianza se vio obligado este jueves, ante una pregunta periodística, a derribar las versiones sobre su eventual reemplazo por la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal.

El entierro del Plan V y los escarceos con la UCR son interpretados en la Casa Rosada como parte del purgatorio que deberá atravesar Macri hasta reconstruir su “agenda positiva”. El estreno de esa búsqueda se concretó este jueves en Entre Ríos, con Macri al frente de una agenda que intenta combinar fotos de gestión con el respaldo a los candidatos de Cambiemos. En la ciudad de Gualeguaychú se mostró con el radical Atilio Benedetti y el macrista Gustavo Hein, candidatos a gobernador y vice del oficialismo, que se medirán en las PASO del segundo domingo de abril con el mandatario provincial, Gustavo Bordet, que buscará su reelección como aspirante de unidad del PJ.